TODAS LAS ENTRADAS DEL BLOG DE CRETA +

viernes, 16 de septiembre de 2016

Tan bonito que volveremos!

Llámame loca, pero voy a seguir aprendiendo griego porque ya le he pillado el puntito. Con lo que he podido balbucear los lugareños me han tomado como griega, me preguntaron si mis padres eran griegos y que lo hablaba bien. Ellos se sintieron halagados de que una extranjera quisiese relacionarse en griego, al parecer algo insólito, y yo más feliz y satisfecha, me "sembra che posso morire con tutto fatto"... nos regalaban platos de sandía (καρπούζι) y pasteles καταϊφι.

Hemos pateado bastante, nos hemos movido, hicimos cerca de 2500 km, ya cada vez lo hacemos mejor porque esta vez hemos ido sin GPS (nuestra versión sólo tenía Europa Occidental, excluye parte de Grecia y Creta) pero con nuestro mapa de carreteras y las indicaciones de los carteles nos ha sobrado, ya llevábamos entrenamiento. Todavía recuerdo cuando Piero (en Sicilia, n.d.r), para indicarnos ir al siguiente alojamiento, nos preguntó si queríamos ir a la manera guiri por la autopista o como un siciliano... ya podéis imaginar nuestra opción, y allá que fuimos atravesando todos los campos de cereal, nos tenías que haber visto. INOLVIDABLE, nunca olvidaré estampa más bella.


Así que puedo deciros que me he enamorado de Kato Zakros y el este. Sublime, pocos viajeros llegan aquí, tiene todo lo que nos gusta, un entorno bello y salvaje, playas de ensueño. Aldeas remotas que me han recordado a la Alpujarra de mis padres... Vimos calas preciosas, fuimos a Vai por conocer el palmeral, y pese a ser de lo más turístico no nos pareció masificado para nada. Cuando volvíamos de nuestro intenso día "playeando" cenábamos en las tabernas de la playa: Platanakis, asado de conejo muy rico, caracoles, y en Nostos. Especial mención al pueblo de Mochlos, y Xerocampos del sureste, me quedaría aquí a vivir. Mención especial a la taverna Dolphin en la playa. Buena comida casera y vino retsina de aúpa..


Desde nuestro segundo alojamiento visitamos Knossos (visita obligada) y el sur Agia Galini, Komos, Matala y su Red Beach y por su puesto Kalamaki. Mención especial a la taverna AVRA de Frangiskos Kioumourtzakis. Aquí y en otras de la zona hay pescado fresco muy rico, sobre todo gavrós, pescaíto frito malagueño de toda la vida de Dios, pollo al horno de 10. También fuimos a Stavros por la playa de Zorba, que mi padre es fan de la película y tuvimos que ir a conocer el lugar. Tras las tavernas cool junto a la playa, hay una escondida, menos vistosa y concurrida: la taverna de Zorba. Pues entramos aquí y nos zampamos una sardinada cada uno espectacular. Muy buena comida y muy barato. Lo lleva una familia muy humilde, hicimos la mejor elección... Por cierto, en nuestras idas y venidas a Kato Asites, hacíamos un poco el siciliano subiendo por pueblos del monte (luego descubrimos otro más sencillo)...



Vimos Rethymno, Xania, desde nuestro tercer alojamiento fuimos a Balos, Kissamos, Paleochora, Elafonisi, toda esa zona nos gustó mucho mucho. Descubrimos una discoteca que solo van los lugareños a bailar.


Me he enamorado de las danzas cretenses. Tengo obsesión. He buscado unos profesores griegos que enseñan a bailar las danzas aquí en Madrid. La semana que viene voy a un taller de danza de Tracia-Macedonia, y próximamente darán sirtos y priniótikos de Creta... qué ilusión me hace...



Tanto hemos disfrutado que hablando de ello creo que vamos a posponer Malta y vamos a repetir con Creta. Hemos comido muy bien, el clima nos ha encantado, es perfecto, tienen mucha agua. Nos han quedado muchas zonas que escudriñar, queremos saber más del sur, gran desconocido. E incluso tomar para alguno de los días un ferry que nos acerque a Santorini (por verlo ya que no queda lejos) porque ir expresamente nos parece de guiris, y ya digo me quedo 1000 veces con Creta. Ya nos diréis alguna compañía que os parezca bien. Yo por lo pronto, voy a ir entreteniéndome en buscar los vuelos... ya pongo el crono en hora...

Articulo escrito por I.R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario