TODAS LAS ENTRADAS DEL BLOG DE CRETA +

viernes, 16 de septiembre de 2016

Tan bonito que volveremos!

Llámame loca, pero voy a seguir aprendiendo griego porque ya le he pillado el puntito. Con lo que he podido balbucear los lugareños me han tomado como griega, me preguntaron si mis padres eran griegos y que lo hablaba bien. Ellos se sintieron halagados de que una extranjera quisiese relacionarse en griego, al parecer algo insólito, y yo más feliz y satisfecha, me "sembra che posso morire con tutto fatto"... nos regalaban platos de sandía (καρπούζι) y pasteles καταϊφι.