TODAS LAS ENTRADAS DEL BLOG DE CRETA +

martes, 2 de febrero de 2016

Recorriendo Creta de Sfakia a Agia Roumeli

El Sendero Europeo E4 es uno de los Senderos Europeos de Gran Recorrido que empieza en Tarifa, España, en el punto más al sur del continente europeo y continúa a través de varios países europeos para terminar en Grecia y Chipre.

El E4 cruza Creta de este a oeste, desde Kato Zakros hasta Kastelli-Kissamos, y tiene una longitud de 320 Km. Una parte de este sendero es el camino de Chora Sfakion a Agia Roumeli que tiene una longitud de 20km, de baja-media dificultad y que se necesita estar bien preparado físicamente. Este parte nos descubrirá unos de los rincones naturales de exquisita belleza.

La ruta está muy bien señalada en toda su longitud, seguimos el asfalto que cruza Sfakia con dirección a los pueblos Kabia y Anopoli. Los primeros 3 km andamos en el asfalto y las primeras playas que encontramos son “Glika Nera”, “Timios Stavros” y “Pervolaki”. 

Cuando llegamos a la playa “Glika Nera” el paisaje parece seco pero las adelfas a lado del mar revelan que debajo de la tierra corre agua dulce (el nombre de la playa glika nera significa aguas dulces). Si excava alguien en la playa puede encontrar agua potable que viene de la montaña Leyka Ori. ¡Ojo! el agua del mar es frío!!! Hay también un pequeño chiringuito si quieres comprar algún refresco. 

Playa Glika Nera

Tener en cuenta que no hay muchos lugares con sombra para descansar, así es mejor hacer el recorrido de septiembre a mayo o llevar sombrero y protector solar.

A continuación llegamos en el pueblo Loutro, el más grande del recorrido con muchas tavernas y hoteles.
Loutro

Dejamos atrás Loutro y pasamos por el sitio arqueológico de “Foinix” que se encuentra en la mano izquierda del pueblo. Muy cerca hay una iglesia muy bonita y es el lugar ideal para descansar un ratito.

Más tarde llegamos al pueblo Foinikas y Lykos. Decidimos pasar la noche allí en nuestros sacos de dormir debajo las estrellas....Desde aquí hay caminos hacia los pueblos Livaniana y Anopoli.

Próxima parada la preciosa playa Marmaras donde está la entrada de la garganta Arádena que se puede visitar. Hay una taverna familiar a lado de la playa con vistas impresionantes. Allí nos tomamos un desayuno muy rico (las comidas del menú tenían también buena pinta pero queríamos seguir nuestra ruta así os contaré que tal la próxima vez:-)). De todos modos merece la pena parar, dar un bañito en el agua cristalina y llegar nadando a las cuevas que están justo a lado...Así compramos unas botellas de agua ya que quedaban algunas horas para llegar al siguiente punto...

Playa Marmara

Las señales amarillas en las rocas y las blancas iglesias nos acompañan a lo largo de nuestro camino.


Seguimos la ruta hacia, según mi opinión, la más bonita playa del recorrido, Agios Pavlos. Empieza a hacer mucho calor. No hay carreteras o caminos que llegan a algún pueblo pero encontramos muy a menudo otros senderistas, y esto nos tranquiliza! 

Justo antes de llegar a Agios Pavlos el paisaje seco empieza a transformarse, ya vemos los primeros pinos, el agua del mar cambia de color azul a turquesa..


Allí paramos un par de horas para descansar bajo la sombra de los pinos. Es la playa más grande del recorrido y el agua del mar es fresquito incluso durante los meses del verano por el agua que llega desde la montaña. Hay también una taverna donde se puede comprar agua y refrescos. Abajo vemos la iglesia bizantina Agios Pavlos del siglo X.




Agios Pavlos

Dejamos atrás Agios Pavlos y seguimos nuestro camino para encontrar una rocosa área y la entrada de la garganta Eligias.

Garganta Eligias

Al final del camino llegamos a Agia Roumeli donde es visible la entrada del parque nacional de Samaria. Y nuestra última parada la taverna Rousios (es la primera taverna entrando al pueblo y más cerca a la entrada de Samaria) con platos y ensaladas muy ricas, todo preparado con productos locales y un ambiente muy sereno ...

 
Taverna Rousios

Cogimos el barquito desde Agia Roumeli para volver a Sfakia. En total el recorrido es alrededor de 7 a 8 horas, según el ritmo de andar. Nosotros lo hicimos en dos días, de 3 a 4 horas cada día, para conocer un poco mejor la zona...


¡Hasta la próxima!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario